No solo sostenibilidad ambiental, para su desarrollo la caficultura también necesita la sostenibilidad económica y social

No solo sostenibilidad ambiental, para su desarrollo la caficultura también necesita la sostenibilidad económica y social

Héctor Antonio Jiménez Mora. Sub Director INDOCAFE

El principal reto del futuro cafetalero es buscar una sostenibilidad enfocada en los aspectos social y económico. El café tiene la imagen de ser pionero en agricultura sostenible, pero esta se ve afectada al no crear las condiciones necesarias para que la cadena de valor sea viable en lo social. Por lo que, es necesario darle más valor al café y al esfuerzo que realizan los productores y productoras, ya que esto no se ve reflejado en el precio que establece la Bolsa de Nueva York, a pesar de la evolución en el consumo y de que la forma de producir el café ha cambiado.
Detrás de una taza de café, además de la protección de la producción para gestionar adecuadamente el cultivo, existe todo un proceso de responsabilidad ambiental, protección del suelo, sostenibilidad y bienestar para las familias. No obstante, según el Barómetro del Café, la desigualdad económica en la cadena de valor está aumentando, ya que los precios pagados a los caficultores caen cada vez más, mientras que una taza de café tiene precios muy altos.
Actualmente las variedades de la especie arábiga, que es un café de calidad para mercados más especializados, se cotizan en la Bolsa de Nueva York casi al mismo precio de la variedad robusta, que es de menor calidad y que se produce masivamente en países como Vietnam a un menor costo. La crisis de precios es muy grande en todos los países productores y normalmente, la sostenibilidad se enfoca en el medio ambiente y muy poco en los aspectos socioeconómicos. Sin el aspecto humano, sin cuidar a los productores, es muy difícil mantener los otros aspectos. Por tal razón, los países que aún permanecen en la actividad productiva deben unirse para discutir este tema involucrando al resto de la cadena de valor y tener formas creativas de resolver el problema de los precios, del ingreso y la pobreza en la que se están sumiendo los productores y productoras de café en el mundo. Mejorar los precios del café para los productores, que en su mayoría son pequeñas o medianas familias, es también garantizar la existencia del grano, de lo contrario no se podrá satisfacer la demanda, la cual, según estimaciones, aumentará en las próximas décadas, especialmente en Asia.

Leer más