DECLARACIÓN FINAL DE LOS PARTICIPANTES AL PRIMER FORO MUNDIAL DE PAÍSES PRODUCTORES DE CAFÉ

DECLARACIÓN FINAL DE LOS PARTICIPANTES AL PRIMER FORO MUNDIAL DE PAÍSES PRODUCTORES DE CAFÉ

En la ciudad de Medellín, Colombia, a los 12 días del mes de Julio de 2.017 se reunió el primer
foro de países productores de café y considerando que:
1. La rentabilidad del cultivo de café en muchos de los países productores presenta una situación
crítica, pasando incluso por períodos de rentabilidad negativa, debido a diversos factores como
son: el menor precio internacional del grano, que ha disminuido de manera dramática los
términos de intercambio del café, es decir la disminución de la capacidad adquisitiva del
caficultor; la baja productividad agronómica y el aumento de los costos de producción asociados
al cambio climático y a la variabilidad climática, y el encarecimiento de la mano de obra para las
labores del cultivo como la recolección.
2. La pérdida de rentabilidad se ha traducido en que un porcentaje importante de productores de
café del mundo se encuentran en la pobreza, con privaciones en su calidad de vida (vivienda y
conexión a servicios públicos, rezago y baja asistencia educativa, bajo acceso al sistema de
salud, etc.) y reducción en la capacidad de reinvertir en sus cultivos.
3. Si bien, los desarrollos de los cafés especiales en las últimas décadas han generado unas
primas para los productores, éstas no han sido suficientes para compensar los costos asociados
a las certificaciones y el análisis del valor de la cadena global del café muestra que la fracción de
la misma que le llega a los productores es muy baja en contraste con la que queda en poder de
los comercializadores, la industria torrefactora, y la distribución a los consumidores finales.
4. Si no se emprenden acciones correctivas que procuren enfrentar la problemática enunciada de
manera coordinada y se asegura su financiación, el mundo puede verse abocado en el mediano
plazo a una crisis caracterizada por una disminución estructural de la oferta mundial de café, con
las consecuentes repercusiones sobre el nivel de vida de los productores y la estabilidad social
de sus regiones, mientras que la demanda mundial seguirá creciendo de manera insatisfecha, lo
cual generará desequilibrios indeseables en el mercado del café que pueden poner en riesgo la
sostenibilidad de la cadena global.

Leer más